Recetas Mexicanas

Los mejores sabores de Mexico

Pico de gallo

El pico de gallo es una salsa (o dip) clásica mexicana que se elabora principalmente con tomate fresco, y que añade un toque fresco, saludable y brillante a casi cualquier comida mexicana (y también a la no mexicana).

Su elaboración es realmente sencilla, pues no necesita cocción, solo picar los ingredientes, mezclarlos y aliñarlos. Y solo necesitas cinco ingredientes (seis si cuentas la sal): tomates rojos maduros, cebolla blanca, jalapeño, cilantro, limón y sal. ¡Eso es todo!

Pico de gallo

Cómo hacer Pico de Gallo

Para que el pico de gallo sea todo un éxito, sigue los siguientes consejos:

USA TOMATES ROJOS MADUROS

Los tomates maduros son la clave para hacer un gran pico de gallo. Los tomates de la variedad Roma son una gran opción, ya que son menos acuosos, y tienen un sabor perfecto para comerlos al natural. Elimina todas las semillas al picarlos, y utiliza hasta el último trozo de la carne roja de tomate que hay en su interior.

En invierno puedes usar tomates cherry, que tienen un buen sabor durante todo el año. Córtalos en trozos pequeños y dale unos minutos más de marinado, ya que los tomates cherry tienden a ser más firmes que otras variedades.

PICA LOS INGREDIENTES FINAMENTE

Pica los tomates, la cebolla, el jalapeño y el cilantro finamente y tendrás más sabor en cada bocado. ¡Vale la pena el esfuerzo extra!

DEJA MARINAR LA CEBOLLA, EL JALAPEÑO, LA LIMA Y LA SAL MIENTRAS PICAS LOS TOMATES Y EL CILANTRO

Con este sencillo truco el resultado es mucho más sabroso. He probado ha hacerlo de las dos maneras, marinando la cebolla y el jalapeño, y mezclando todos los ingredientes a la vez. Pero con la breve marinada el sabor es mucho mejor.

DEJA QUE REPOSE 15 MINUTOS ANTES DE SERVIRLO

Este paso le da tiempo a los sabores para que se mezclen y aflore lo mejor de ellos. A medida que los tomates y los ingredientes restantes reposan, la sal extrae la humedad de los ingredientes y condensa su sabor. Si no vas a servir el pico de gallo inmediatamente, consérvalo en el frigorífico durante varias horas o incluso toda la noche.

SÍRVELO CON UNA CUCHARA RANURADA

Los tomates liberan una gran cantidad de agua, así que seguramente tendrás una piscina de jugo de tomate en el fondo del recipiente. La solución más fácil para esto es servir el pico de gallo con una cuchara ranurada o un tenedor grande para servir.

De esta manera, no transfieres el líquido al plato, y los otros ingredientes no se empapan.

¿Es lo mismo el pico de gallo que la salsa mexicana?

El pico de gallo comparte los mismos ingredientes que la salsa mexicana tradicional, pero los métodos de preparación son diferentes. El pico de gallo siempre utiliza ingredientes crudos y cortados en dados. Es menos líquido, y se prepara como una ensalada.

La salsa puede requerir tomates asados o guisados, y generalmente tiene una textura más parecida a la de un puré. Ambas recetas son deliciosas y van muy bien con casi cualquier receta mexicana, y con otras salsas, como el guacamole.

Básicamente, puedes usar el pico de gallo como una salsa. Es un saludable y refrescante condimento que va perfectamente con cualquiera de los siguientes platos mexicanos:

  • Tacos
  • Nachos
  • Quesadillas
  • Burritos
  • Tostadas
  • Huevos rancheros
  • Enchiladas
  • O servirlo como di para los tortilla chips.

¿Busca otras salsas mexicanas clásicas para acompañar tu pico de gallo? No te pierdas mi receta favorita de salsa mexicana y de guacamole (en serio, son los mejores).

Tiempo de preparación: 15 minutos

Tiempo total: 15 minutos

Raciones: 4 personas

INGREDIENTES

  • 1/2 cebolla blanca finamente picada
  • 1 chile jalapeño o serrano mediano, sin venas ni semillas, picado finamente
  • 2 cucharadas de jugo de lima
  • 1 pizca de sal, o más al gusto
  • 350 gramos de tomates rojos maduros (aproximadamente 4 pequeños o 2 grandes), picados
  • Un manojo de hojas de cilantro fresco finamente picado

ELABORACIÓN

  1. En un recipiente mediano, mezcla la cebolla picada, el jalapeño, el jugo de lima y la sal. Deja que marine durante unos 5 minutos mientras picas los tomates y el cilantro.
  2. Incorpora los tomates picados y el cilantro al recipiente, y remuévelo para combinarlo. Prueba y ajusta la sal si los sabores no cantan del todo.
  3. Para conseguir un sabor más potente, deja que la mezcla se marine durante 15 minutos, o incluso varias horas en el frigorífico. Sírvelo con una cuchara ranurada o un tenedor grande para evitar transferir demasiado jugo de tomate.

NOTAS

El Pico de gallo se conserva bien en el frigorífico, tapado, hasta por 4 días.

Variaciones del Pico de Gallo: Los tomates se pueden reemplazar por otras frutas tiernas como el mango, el melocotón, las fresas, la piña, o incluso maíz dulce.